dissabte, 24 de desembre de 2011

    Aprofito la felicitació de Nadal d'un company i amic, que m'ha enviat aquests versos tan bonics de Mario Benedetti :

Un país lejano puede estar cerca
puede quedar a la vuelta del pan
pero también puede irse despacito
y hasta borrar sus huellas

en ese caso no hay que rastrearlo
con perros de caza o con radares

la única fórmula aceptable
es excavar en uno mismo
hasta encontrar el mapa.


2 comentaris: