dissabte, 24 de setembre de 2011

La noche de los tiempos


    Encargué en la biblioteca La noche de los tiempos. Pero no era mi tiempo. Es un libro que hacía tiempo que tenía ganas de leer, incluso estuve a punto de comprarlo hace unos meses, porque como no tengo mucho tiempo, pedir un libro de este tipo en la biblioteca me estresa, sólo un mes para leer más de novecientas páginas,   si no es en vacaciones me resulta prácticamente imposible.

    El jueves lo empecé con mucho entusiasmo, pero no pude pasar de la página 80. ¿No era el momento adecuado para  un libro de este tipo? Muy descriptivo, frases muy largas, muy poco movimiento. Se me hacía una montaña seguir.
    A veces, según un estado de ánimo que ni yo misma puedo decir cual es, porque me siento igual que siempre, apetece leer cosas más sencillas, aunque no por ello menos profundas, libros por los que tengo la sensación de deslizarme sobre su contenido poco a poco, como si nadara en una piscina vacía con el agua en calma, sólo para mi y mi libro. En cambio, hay otros, como éste, que me dan la sensación de que caigo dentro un pozo de páginas y más páginas, con una cuerda fina por la que voy escalando despacio hasta que consigo acabarlo.
 
   Pero como nadie me obliga, sólo yo, y este libro estará siempre en la biblioteca, lo dejo para otra ocasión.  Seguro que es un novelón, una obra maestra. No me voy a sentir peor por ello.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada